domingo, 7 de junio de 2015

Memorial PCE [MU]

 
PCE
[MU]
 
MUDARRA ESTEO, Pedro “Sereno”. Comunista, vecino de Marmolejo (Jaén). Fue procesado en la causa 687/45, instruida tras la caida del Comité Provincial del PCE en Andujar en el verano de 1945, siendo uno de los detenidos.
MUNILLAS DEL PUEYO, Rufina. Comunista, integrante de la organización clandestina del PCE en Madrid en los primeros años de la posguerra.
MUÑIZ DÍAZ, Teodomiro “Miro”. Comunista, nacido en Riosa (Asturias); vecino de Castandiello (Morcín, Asturias). Miembro del grupo de acción constituido en Piñeres (Llanes, Asturias), dirigido por Leoncio García Morán, en relación con la Agrupación Guerrillera de Asturias. GARCÍA, Ramón, 2007, 237
MUÑIZ JOVE, Elías. Natural y vecino de Ponga (Asturias). Labrador de 43 años. El 3 de julio de 1938 fue ejecutado por los franquistas en Oviedo, siendo enterrado en el cementerio católico de esta localidad.
MUÑIZ RODRÍGUEZ, Francisco “Pachu”, “Pachín” o “Quico”. Comunista de Soto de Lorío (Laviana, Asturias). Encabezó la reconstrucción del PCE en el alto Nalón (Asturias) en los primeros meses de 1945, formando parte de su Comité Provincial como responsable de organización. Tras la llegada de Casto García Roza y la disolución del Provincial, sustituido por el Comité Regional de Asturias, León y Santander, se hizo cargo de la secretaría comarcal de Langreo. Tras las jornadas de lucha del 18 de julio de 1946, se incorporó a la Agrupación Guerrillera de Asturias, dirigiendo una de sus partidas. Muerto el 19 de mayo de 1947 en Pico Polio (Mieres, Asturias). Cercados los guerrilleros en una cueva por cincuenta guardias civiles, murieron en el combate el Guardia Civil Antonio Roche y cinco guerrilleros: Olegario Llaneza “Gitano”, Francisco Muñiz, Constantino Rubio, Manuel Vizcaíno y José González.
MUÑIZ ZAPICO, Juan “Juanín”. Comunista. Nació en La Frecha (Lena, Asturias) en 1941 y comenzó a trabajar en talleres de Aguínaco de Mieres; siendo elegido Enlace Sindical y Jurado de Empresa en 1963, e ingresando en 1964 en Comisiones Obreras y el PCE. En 1966 participó en la toma de la Casa Sindical de Mieres y la Asamblea de 460 Jurados de Empresa. Participó de la jornada de lucha del 1º de febrero de 1967 y en la del 27 de octubre de 1967, firmando el manifiesto de la misma y siendo acusado junto a sus compañeros de asociación ilícita y propaganda ilegal. Cumplió dos años en las cárceles de Oviedo, Jaen y Segovia. En 1970 fue nombrado miembro del Comité Regional del PCE. Trasladó su residencia a Gijón, intensificando su actividad sindical, lo que le supuso despidos y persecución policial y patronal que dificultó su vida laboral. Fue detenido el 24 de junio de 1972 en el Convento de los Padres Oblatos de Pozuelo de Alarcón, iniciándose el Proceso 1001 y siendo condenado a 18 años por el Tribunal de Orden Público el 20 de diciembre de 1973; tras la muerte de Franco fue indultado el 30 de noviembre de 1975. Su regreso a Asturias produce en Mieres y Gijón una fuerte represión el 4 de diciembre del mismo año.  Fue protagonista del desarrollo de las Comisiones Obreras, siendo elegido para formar parte del Secretariado General en la Asamblea de Barcelona, donde realizó la ponencia Reforzamiento Orgánico de Comisiones. En julio de ese año fue elegido y participa del Comité Central del PCE celebrado en Roma. Desarrollo un importante papel en la Junta Democrática y posteriormente en la Coordinación Democrática de Asturias. A lo largo de su intenso activismo sufrió 7 años de cárcel, 5 despidos, 4 multas gubernativas y 2 condenas del TOP, y realizó 4 huelgas de hambre. Su reconocido prestigio y capacidad de análisis, diálogo y visión unitaria le hicieron ser uno de los protagonistas indiscutibles de la Transición; la cual ayudó a forjar y no vio culminar al fallecer el 2 de enero de 1977 en un accidente de tráfico. Su entierro en el cementerio de la Frecha, el 4 de enero de 1977, fue una de las mayores manifestaciones públicas de la Transición en Asturias con 20.000 participantes.
MUÑOZ AGUDO, Esteban. Comunista, integrante de la organización clandestina del PCE en Madrid en los primeros años del franquismo.
MUÑOZ ARCONADA, Ruben. Natural de Astudillo (Palencia); vecino de Madrid. Empleado de 23 años. Hasta el 5 de abril de 1939 estuvo internado en el campo de concentración de Chinchón. Su hermano, Felipe, había sido el primer líder de la JSU en Madrid tras la unificación de las juventudes socialistas y comunistas. Veintitrés años. Secretario de organización del Comité Provincial de la JSU madrileña, con Severino Rodríguez, tras el nombramiento de José Pena como nuevo secretario general de la JSU pasó a desempeñar el cargo de secretario de agitación y propaganda, para lo que contaba con tres multicopistas, una de ellas en su casa. Participó en al asalto frustrado al dueño de una tienda de comestibles en la calle Dulcinea, organizado para conseguir fondos para la organización. Rubén se quedó fuera vigilando. Dadas las dificultades para desarrollar su trabajo como responsable de agitación y propaganda, se encargó de la organización del sector Norte, eligiendo a Faustino Jiménez como secretario general del mismo. El 12 de mayo de 1939 fue detenido, junto a la mayor parte de los miembros de la JSU en Madrid. Condenado a muerte en consejo de guerra celebrado en Madrid el 3 de agosto, fue una de las 56 personas, entre las que se encontraban “Las Trece Rosas”, ejecutadas el 5 de agosto de 1939 en las tapias del cementerio del Este, en Madrid. Se las acusaba de intentar reconstruir a las JSU, así como de  intervenir en “actos de sabotaje e intentos de complot”.
MUÑOZ ARGILÉS, Justo Pantaleón Roberto “Simón”. Comunista, nació en Higueruelas, una aldea cercana a Santa Cruz de Moya (Cuenca) en 1916. Jornalero. Entre 1945 y 1947 se ocupaba de suministrar para los campamentos de los guerrilleros, con los que iba a alguna operación. El 3 de abril de 1947 se incorporó al 11º sector de la Agrupación Guerrillera de Levante, en el grupo de Anastasio Serrano “Capitán”. Enlace con los otros sectores. A principios de 1949 estaba en el 11º Sector, dirigido por Florián García “Grande”. En 1949 pasó al Comité Regional. En la primavera de 1952 se llevó a cabo la evacuación de los últimos hombres de la AGLA. Según Josep Sánchez, “Simón” fue uno de los guerrilleros de la AGLA que en 1952 emprendieron el camino hacia Francia, llegando tras 35 noches de marcha: Florián García “Grande”, “Chaval”, etc. Según otras fuentes, murió en un enfrentamiento.
MUÑOZ ARIAS, José. Comunista, integrante de la organización clandestina del PCE en Madrid en los primeros años de la posguerra.
MUÑOZ BASILIO, Feliciano “Aviso”. Comunista, nació en Garganta la Olla (Cáceres) hacia 1928. Se incorporó con 17 años a la 12ª División de la Agrupación Guerrillera de Extremadura, al mando de José Díaz “Francés”. Dos días más tarde de la muerte de éste, el 31 de julio de 1946 en la Umbría de Peña Falcón, Serradilla, Feliciano Muñoz y Donato Basilio “Cuco” se entregaron al grupo móvil destacado en Garganta la Olla (Cáceres). Según datos procedentes de la Benemérita, “Aviso” pasó a colaborar con los agentes del orden, resultando sus confidencias funestas para la red de enlaces en la zona de Plasencia (Cáceres).
MUÑOZ BRIHUEGA, Eufemio. Comunista, integrante de la organización clandestina del PCE en Madrid en los primeros años de la posguerra.
MUÑOZ CASTRO, José “Apaño” o “Chaparro”. Vecino de Villaviciosa (Córdoba). En 1946 se incorporó a la 31ª División de la Agrupación Guerrillera de Córdoba, al mando de Manuel Hidalgo “Bellota”. Formó parte de la 2ª Guerrilla del 149º Batallón, dirigida por Melchor Ranchal “Curro de Añora”. El 17 de julio de 1947 participó en el asalto a la mina La Caridad, de Espiel (Córdoba), apoderándose de dinamita, mecha y detonadores, pero hubieron de enfrentarse a los guardias de un destacamento próximo, alertados por un guarda de la mina. El 6 de agosto, los guerrilleros volvieron a la mina y ahorcaron al guarda. A lo largo de 1947 y 1948 participa en varias acciones con “Godoy del Pueblo”. El 12 de septiembre de 1947 secuestraron al guarda Manuel Cabrera, en la finca Los Bernabeles, en Constantina (Sevilla). Al día siguiente dieron muerte a otro guarda, Francisco Valle, en la finca Las Angosturas, de San Nicolás del Puerto, al abalanzarse sobre “Godoy del Pueblo” para arrebatarle el arma. El 26 de junio de 1948 estuvieron a punto de matar a Juan Contreras y a su hijo en la finca El Tobazo, de Hornachuelos (Córdoba), pero todo quedó en malos tratos. Muerto el 5 de mayo de 1949, junto a Francisco Muñoz “Luquillas padre”, Antonio Muñoz “Luquillas hijo” y otro guerrillero sin identificar, en un chozo de carbonero en el cortijo Taqueros, término de Villaviciosa, donde les estaba esperando la Guardia Civil, tras ser denunciada la presencia de este grupo en el lugar por el propio carbonero que les acogía.
MUÑOZ CLEMENTE, Juan. Comunista, integrante de la organización clandestina del PCE en Madrid en los primeros años de la posguerra.
MUÑOZ COUTADO, Rafael. Natural y vecino de Madrid. Fumista de 22 años. Durante la guerra luchó en la sierra, en el batallón Capitán Condes, perdiendo la pierna izquierda, siendo posteriormente elegido concejal del Ayuntamiento de Chamartín de la Rosa en representación de los jóvenes comunistas. Incorporado por Gregorio Muñoz y José Bustillo, formó parte de un grupo de las Juventudes Socialistas Unificadas (JSU) en Chamartín de la Rosa (Madrid) que tenía como misión la recogida de armas, llegando a guardar en un pozo seis pistolas y algunas bombas. Se les acusó de querer acabar con la vida de Franco sin hacer ningún tipo de especificación. Detenido en mayo de 1939, junto a numerosos miembros de la JSU madrileña. Condenado a muerte en consejo de guerra celebrado en Madrid el 3 de agosto, fue una de las 56 personas, entre las que se encontraban “Las Trece Rosas”, ejecutadas el 5 de agosto de 1939 frente a las tapias del cementerio del Este, en Madrid. Se las acusaba de intentar reconstruir a las JSU, así como de  intervenir en “actos de sabotaje e intentos de complot”.
MUÑOZ FERNÁNDEZ, Agustín “Chato” o “Heredia”. Comunista de Hinojosa del Duque (Córdoba). Se echó al monte el 20 de agosto de 1945, junto a sus hermanos Anastasio “Sordo”, Braulio “Azaña” y Luis “Niño”-, pequeños propietarios que tenían su hacienda en el paraje de Cártama, término de Hinojosa, donde prestaba ayuda a los huidos del pueblo. Otro enlace se fue de la lengua, viéndose obligados a unirse a los guerrilleros antes de que llegara la Guardia Civil. Tras permanecer durante dos meses por tierras de Córdoba, pasaron a Ciudad Real, incorporándose a la 21ª División de la Agrupación Guerrillera de Ciudad Real, al mando de Dionisio Castellano. Formó parte de la guerrilla dirigida por Ángel Jiménez “Revisor” y, tras la asamblea de marzo de 1946 de la 1ª Guerrilla, al mando de “Cantillana”. El 25 de octubre de 1946, encontrándose en el barranco de los Lobos, término de Almodóvar (Ciudad Real), fueron descubiertos desde un tren. Tras dar cuenta en la siguiente estación, se fletó un tren cargado de guardias y falangistas que salieron en persecución de los guerrilleros. En el tiroteo su hermano Braulio “Azaña” fue abatido de un balazo en el pecho, logrando escapar los demás.  El 20 de junio de 1947 participó en la muerte de Francisco Villar, casero de la finca Casas Viejas, término de Calzada de Calatrava (Ciudad Real), acusado de colaborar con la Guardia Civil. Luego estuvo repartiendo propaganda contra el referéndum. Pereció el 7 de julio de 1947 en la finca Moratalá, de Manzanares (Ciudad Real), en un golpe económico frustrado, tiroteado por Juan Ramírez Crespo, hijo del guarda Juan J. Ramírez. El hijo hirió también a los guerrilleros Lucio Alises “Nicasio el Pecao” y Domingo Cortesero “Narciso”. Éste, entonces, mató al guarda.
MUÑOZ FERNÁNDEZ, Anastasio “Romero” o “Sordo”. Comunista de Hinojosa del Duque (Córdoba). Se echó al monte el 20 de agosto de 1945, junto a sus hermanos Agustín “Chato”, Braulio “Azaña” y Luis “Niño”-, pequeños propietarios que tenían su hacienda en el paraje de Cártama, término de Hinojosa, donde prestaba ayuda a los huidos del pueblo. Otro enlace se fue de la lengua, viéndose obligados a unirse a los guerrilleros antes de que llegara la Guardia Civil. Tras permanecer durante dos meses por tierras de Córdoba, pasaron a Ciudad Real, incorporándose a la 21ª División de la Agrupación Guerrillera de Ciudad Real, al mando de Dionisio Castellano. Formó parte de la guerrilla dirigida por Ángel Jiménez “Revisor” y, tras la asamblea de marzo de 1946 de la 1ª Guerrilla, al mando de “Cantillana”. El 25 de octubre de 1946, encontrándose en el barranco de los Lobos, término de Almodóvar (Ciudad Real), fueron descubiertos desde un tren. Tras dar cuenta en la siguiente estación, se fletó un tren cargado de guardias y falangistas que salieron en persecución de los guerrilleros. En el tiroteo, su hermano Braulio “Azaña” fue abatido de un balazo en el pecho, logrando escapar los demás. El 20 de junio de 1947 participó en la muerte de Francisco Villar, casero de la finca Casas Viejas, término de Calzada de Calatrava (Ciudad Real), acusado de colaborar con la Guardia Civil. Luego estuvo repartiendo propaganda contra el referéndum. El 24 de julio de 1948, tras la captura de “Palomo” y de la Plana Mayor de la 2ª Agrupación -”René, “Antonio”…-, cuya colaboración con el teniente coronel Limia supuso el práctico desmantelamiento de la Agrupación, los doce guerrilleros que quedaban de la 21ª División celebraron una asamblea en Sierra Morena, decidiendo abandonar la lucha armada y marchar a Francia. Se hicieron tres grupos, para caminar por separado. El primer grupo, formado por “Gafas”, Luis Muñoz “Niño”, Anastasio Muñoz “Sordo” y Ricardo López “Granaíno”, partió el 10 de agosto de 1948, siendo el único que logró alcanzar su objetivo. Tras 41 días de marcha, el 22 de septiembre, lograron entrar en Francia por Canfranc (Huesca). Le dieron un permiso especial, con residencia asignada en Gueret, junto a su hermano Luis.
MUÑOZ FERNÁNDEZ, Braulio “Azaña” o “Albino”. Comunista de Hinojosa del Duque (Córdoba). Se echó al monte el 20 de agosto de 1945, junto a sus hermanos Agustín “Chato”, Anastasio “Sordo” y Luis “Niño”-, pequeños propietarios que tenían su hacienda en el paraje de Cártama, término de Hinojosa, donde prestaba ayuda a los huidos del pueblo. Otro enlace se fue de la lengua, viéndose obligados a unirse a los guerrilleros antes de que llegara la Guardia Civil. Tras permanecer durante dos meses por tierras de Córdoba, pasaron a Ciudad Real, incorporándose a la 21ª División de la Agrupación Guerrillera de Ciudad Real, al mando de Dionisio Castellano. Formó parte de la guerrilla dirigida por Ángel Jiménez “Revisor” y, tras la asamblea de marzo de 1946 de la 1ª Guerrilla, al mando de “Cantillana”. El 25 de octubre de 1946, encontrándose en el barranco de los Lobos, término de Almodóvar (Ciudad Real), fueron descubiertos desde un tren. Tras dar cuenta en la siguiente estación, se fletó un tren cargado de guardias y falangistas que salieron en persecución de los guerrilleros. En el tiroteo, “Azaña” fue abatido de un balazo en el pecho, logrando escapar los demás.
MUÑOZ FERNÁNDEZ, Luis “Niño” o “Rosales”. Comunista de Hinojosa del Duque (Córdoba). Se echó al monte el 20 de agosto de 1945, junto a sus hermanos Agustín “Chato”, Anastasio “Sordo” y Braulio “Azaña”, pequeños propietarios que tenían su hacienda en el paraje de Cártama, término de Hinojosa, donde prestaba ayuda a los huidos del pueblo. Otro enlace se fue de la lengua, viéndose obligados a unirse a los guerrilleros antes de que llegara la Guardia Civil. Tras permanecer durante dos meses por tierras de Córdoba, pasaron a Ciudad Real, incorporándose a la 21ª División de la Agrupación Guerrillera de Ciudad Real al mando de Dionisio Castellano. Formó parte de la guerrilla dirigida por Ángel Jiménez “Revisor” y, tras la asamblea de marzo de 1946 de la 1ª Guerrilla, al mando de “Cantillana”. El 25 de octubre de 1946, encontrándose en el barranco de los Lobos, término de Almodóvar (Ciudad Real), fueron descubiertos desde un tren. Tras dar cuenta en la siguiente estación, se fletó un tren cargado de guardias y falangistas que salieron en persecución de los guerrilleros. En el tiroteo, su hermano Braulio “Azaña” fue abatido de un balazo en el pecho, logrando escapar los demás. El 24 de julio de 1948, tras la captura de “Palomo” y de la Plana Mayor de la Agrupación -”René, “Antonio”…-, cuya colaboración con el teniente coronel Limia supuso el práctico desmantelamiento de ésta, los doce guerrilleros que quedaban de la 21ª División celebraron una asamblea en Sierra Morena, decidiendo abandonar la lucha armada y marchar a Francia. Se hicieron tres grupos, para caminar por separado. El primer grupo, formado por Francisco Expósito “Gafas”, jefe de la 21ª División, Luis Muñoz “Niño”, Anastasio Muñoz “Sordo” y Ricardo López “Granaíno”, partió el 10 de agosto de 1948, siendo el único que logró alcanzar su objetivo. Tras 41 días de marcha, el 22 de septiembre, lograron entrar en Francia por Canfranc (Huesca). Le dieron un permiso especial, con residencia asignada en Gueret, junto a su hermano Anastasio.
MUÑOZ GARCÍA, Gregorio. Vecino de Madrid. Hermano de Juan y Victoria Muñoz, una de las Trece Rosas. Miembro de un grupo de las Juventudes Socialistas Unificadas (JSU) en el Sector de Chamartín de la Rosa (Madrid) ocupado de la recogida de armas y la constitución de un depósito con ellas. Fue fusilado el 17 de mayo de 1939, junto a Julián Muñoz Tárraga.
MUÑOZ GARCÍA, Juan. Miembro de las Juventudes Socialistas Unificadas (JSU). Hermano mayor de Victoria Muñoz, una de las Trece Rosas. Juan murió días antes que su hermana, como consecuencia de las torturas sufridas en comisaría.
MUÑOZ GARCÍA, Manuel. Comunista, nació el 13 de abril de 1910 en Madrid. Chófer. Refugiado en Francia, tras su liberación, se incorporó como soldado a la 505ª Brigada de la 102ª División de la Agrupación de Guerrilleros Españoles. El 27 de noviembre de 1944 pasó a España, formando parte de un grupo de 11 guerrilleros al mando de Miguel Arnaldo Rodríguez.
MUÑOZ GARCÍA, Victoria. Natural y vecina de Madrid. En 1936 se incorporó a las Juventudes Socialistas Unificadas (JSU). Al acabar la guerra su amigo Julián Muñoz Tárrega la incorporó al grupo que dirigía Sergio Ortiz en el sector de Chamartín de la Rosa, del que también formaron parte Ana López, Elena Gil, Luisa Rodríguez y Martina Barroso. Victoria era la hermana de Gregorio Muñoz "Goyo", responsable “militar” del sector, y no costó mucho convencerla. Tenía dieciocho años al ingresar en la cárcel de Ventas el 6 de junio de 1939. Su hermano Juan había muerto en comisaría a consecuencia de las palizas recibidas y su otro hermano, Gregorio, había sido fusilado el 18 de mayo. Fue una de las 13 jóvenes, conocidas como “Las Trece Rosas”, de un conjunto de 56 personas, ejecutadas el 5 de agosto de 1939 en las tapias del cementerio del Este, en Madrid. Se las acusaba de intentar reconstruir a las JSU, así como de  intervenir en “actos de sabotaje e intentos de complot”. Su hermano mayor, Juan, había muerto días antes como consecuencia de las torturas sufridas en comisaría.
MUÑOZ HORMIGO, Julio. Comunista, integrante de la organización clandestina del PCE en Madrid en los primeros años de la posguerra.
MUÑOZ JORGE, Máximo “Botijo”. Comunista, nació en Helechosa del Monte (Badajoz) el año 1910. Desde el inicio de la guerra civil, Máximo y su hermano Francisco defendieron la legalidad republicana, formando parte del Ejército Popular. El 11 de mayo de 1939 los franquistas asesinaron a su padre, Benito Muñoz, y a 22 vecinos más de Helechosa por ser de ideología republicana. Tras la guerra marchó a Francia, participando en la Resistencia contra los alemanes. En el invierno de 1944 fue enviado por el PCE a Extremadura, incorporándose al Ejército Guerrillero del Centro. A finales de diciembre acudió a Helechosa para pasar la Nochevieja en compañía de su mujer y su hija. El 1 de enero de 1945 se presentaron el sargento y un guardia en la casa. La mujer aseguró que su marido se encontraba en Francia, pero los guardias pasaron a investigar. “Botijo” les disparó, matándoles en el acto. Enseguida la casa se vio rodeada por falangistas y guardias municipales. “Botijo” se abrió paso a tiros, matando a un guardia municipal. Cuando ya salía del pueblo fue alcanzado por un disparo del alcalde falangista. Según Francisco Moreno, “Botijo” alcanzó el campo y se ocultó. Al día siguiente encontraron su cadáver desangrado. En venganza fueron ejecutadas su mujer y su hija, Delfina Muñoz, de nueve años, así como su hermano Francisco
MUÑOZ LAFUENTE, Mauricio. Comunista madrileño. Detenido por la policía franquista en 1942, fue incluido en el sumario 113.711 junto a otros camaradas como Jesús Bayón o Luis Lucio Lobato, siendo condenado en consejo de guerra celebrado en julio de 1944 a quince años de cárcel.
MUÑOZ LAMARA, Francisco. Comunista, nació 12 de diciembre de 1920 en Granada. Electricista de profesión. Refugiado en Francia, tras su liberación, se incorporó como soldado a la 102ª División de la Agrupación de Guerrilleros Españoles. El 27 de noviembre de 1944 pasó a España, formando parte de un grupo de 11 guerrilleros al mando de Benito Sánchez Fernández.
MUÑOZ LOZANO, José “Roberto”. Comunista, nació el 3 de septiembre de 1914 en Ciudad Real; vecino de Madrid. Hijo de Ramón y Engracia. Miembro de las Juventudes Comunistas, trabajó en Madrid como dependiente de comercio. En esta ciudad le sorprende el inicio de la Guerra, pasando a formar parte del Ejército republicano: Quinta Brigada de Acero, Brigada del “Campesino”... Luchó en diversos frentes, siendo herido. Alcanzó el grado de comandante de la 46ª División, afiliándose primero a las JSU y, más tarde, al PCE. Al caer Cataluña, en febrero de 1939, pasó a Francia, siendo recluido en los campos de concentración de Saint Cyprien, Barcarès y Argelès. También estuvo en la zona ocupada por los nazis, participando en la resistencia guerrillera contra éstos. En un informe que hizo el PCE sobre él, antes de enviarlo a España, se dice: "Características dadas por Gimeno.- Conocí a este camarada en el año 40, en el campo de Argelès. La vida de la organización del Partido en aquella época era muy débil y durante períodos incluso nula. Había una dirección del campo floja y apática y puede decirse que los camaradas nos orientábamos en cada grupo según nuestro propio criterio. Muñoz integraba uno de los grupos en donde sólo había comunistas y su actuación fue correcta hasta que pasó a ser teniente de compañía, cosa que le llevó a despegarse de los demás camaradas, a hacer una vida más común con el jefe español de la compañía, que por cierto era un "cabrón" y a crearse ambiente poco simpático entre los camaradas. En la cosa que la memoria me falla es en la de marchar a trabajar a zona ocupada. Creo que marchó voluntario seducido por las ventajas que se ofrecían y bajo la presión de las malas condiciones de vida y de libertad que había en el campo". El mismo “Roberto” decía en ese informe, que se conserva en el Archivo Histórico del PCE, que los alemanes lo llevaron a Lorient, puerto de la costa noratlántica. En declaraciones a la Guardia Civil (septiembre 1952), tras su detención, “Roberto” decía: "…después de pasar por varios campos de concentración, fue libertado en junio de 1941, pasando al Orient (es Lorient), al servicio de las fuerzas alemanas, trabajando en la base de submarinos de dicha residencia donde permaneció hasta mayo de 1944 en que habiendo tomado contacto con un tal "Magaz", español exiliado, éste le hizo ver la conveniencia de justificar su actuación ante el Partido y que por tal motivo era conveniente que se enrolase en un batallón de resistencia de los que allí se formaron". Formando parte de la guerrilla antinazi resultó herido y, de nuevo según sus declaraciones, Santiago Carrillo se entrevistaba con él proponiéndole internarse en España para combatir contra el franquismo. Tras actuar en Bizkaia, Santander y Madrid llegó a Málaga, participando en la estructura comunista clandestina para pasar a la Sierra tras la muerte de Ramón Vía en mayo de 1946. Responsabilizado por el PCE de esta caída, fue castigado a integrarse en la resistencia armada, pese a que adujo una cojera para eludir el mandato. Con “Roberto” la guerrilla de esta zona se organizó en dos grandes secciones, el 6º Batallón, fundado por Ramón Vía, al mando de Antonio Jurado “Felipe”, y el 7º Batallón, de nueva creación, encabezado por Manuel Lozano Laguna. En ocasiones se reunían en plenos o asambleas. En la dirección, junto a “Roberto” también había un Estado Mayor -Manuel Jurado “Clemente”-, el grupo de enlace -José Martín “Andrés”-, y un responsable de información -Francisco Sánchez “Paquillo”-, generalmente ubicados en la Axarquía malagueña. “Roberto”, que no modificó la estructura de batallones, divididos en compañías y grupos, introdujo una disciplina militar, con graduaciones: comandantes, capitanes, tenientes, sargentos y guerrilleros. Llegaron a aglutinar a más de cien guerrilleros en algunos momentos. La organización fue cambiando de nombre: 9ª Brigada, Agrupación Guerrillera de Málaga y desde 1948 hasta el final, Agrupación Guerrillera de Granada, aunque siempre actuó en ambas provincias. Los lugares de mayor presencia guerrillera fueron: la Axarquía malagueña y penetraciones hacia Archidona (Málaga) y el Oeste y Sur de Granada (Vegas de Granada y Loja, comarcas de Alhama, El Temple, Valle de Lecrín y parte de Sierra Nevada, Alpujarras y Costa Granadina). Se consideraban integrados en el Ejército Guerrillero de Andalucía que, a su vez, formaba parte del Ejército Nacional Guerrillero. Una de las características de la Agrupación era su fuerte disciplina interna, de unas normas estrictas que no podían ser vulneradas, pues la guerrilla consideraba que su seguridad se basaba en ellas. Con “Roberto” disminuyeron los atracos y aumentaron los secuestros, a los que se consideraban más rentables y menos peligrosos. En Málaga editaron el periódico Unidad. Los miembros de la Agrupación conceptuaban a “Roberto” como más militar que político, al contrario que a Ramón Vía. Con “Roberto” al frente de la Agrupación, ésta alcanzó su apogeo en 1948 y 1949, con numerosas incorporaciones y éxitos importantes como el de Cerro Lucero y Cerro Verde. El 6 de diciembre de 1948 el grueso del Estado Mayor fue cercado en Cerro Lucero por un importante número de guardias civiles, logrando romper el cerco y escapar sin bajas. El 16 de septiembre de 1949 se repitió en Cerro Verde una operación parecida aunque en esta ocasión los guerrilleros tuvieron dos bajas: Miguel Ángel García “Julián” y Rafael Jurado “Nico”. La aparente impunidad con que se movía la guerrilla hizo que fueran destituidos los responsables de las comandancias de Málaga y Granada, llegando a la zona dos jefes con experiencia en la lucha contra la guerrilla: Ángel Fernández, en Córdoba, y Limia Pérez, en Toledo y Ciudad Real. A partir de 1950 se observa el declive de la Agrupación Guerrillera, con fracasos en cadena y la caída de grupos enteros de la organización y enlaces, deserciones y una creciente desconfianza entre los campesinos, cada vez más controlados por la Guardia Civil. A principios de 1951, el 7º Batallón perdía el contacto con el resto de sus compañeros. Los dirigentes, el Grupo de Enlace y lo que quedaba del 6º Batallón operaban en la Axarquía. Ante las crecientes dificultades deciden abandonar este tipo de lucha. En mayo organizaron la marcha de “Roberto” a Madrid en compañía de Francisco Sánchez Girón “Paquillo”, responsable de propaganda en la guerrilla. El objetivo era obtener documentación falsa con la que pudiera salir del país el grupo que quedaba en la Axarquía. Desde la capital de España mantuvieron contacto con sus compañeros, al frente de los cuales había quedado Manuel Jurado Martín. Según sus propias declaraciones, antes de marchar a Madrid se entrevistó en Málaga con las enlaces María Martín Godoy y Ana Gutiérrez, con la que mantenía amistad. Ésta le consiguió, por mediación de Enrique Doménech, un carnet a nombre de Jaime Costa Arévalo y una vivienda en Churriana, donde permanecerán durante ocho días, marchándose a Madrid junto a “Paquillo”, Ana y María Martín, que regresará a Málaga a los pocos días. En Madrid se alojaron en el número 26 de la calle Hilarión Eslava que era el domicilio de un señor llamado Jesús del Barrio Lemos al que pagaban 30 pesetas diarias por cada uno de ellos. Ana se hacía pasar por la esposa de “Roberto” (con documentación éste a nombre de Jaime Costa) y “Paquillo” por un familiar de ambos. Ambos guerrilleros, junto a “La Tangerina”, con la que estaba unido sentimentalmente “Roberto”, serán detenidos en septiembre de 1951 en un bar de la plaza de España de Madrid. Tras su detención, fueron trasladados a Málaga, poniéndose “Roberto” al servicio de la policía y pasando a colaborar con ella en la detención de sus antiguos compañeros. “Roberto” les hizo llegar noticias a los guerrilleros de que la documentación se había obtenido. Les comunicó que debían trasladarse a Málaga, donde subirían de dos en dos en un camión que les iba a llevar al puerto de Algeciras, donde embarcarían hacia el Norte de África. También les advierte que no deben extrañarse de que en el camión vayan otras personas, eran albañiles. Los guerrilleros que quedaban en la Axarquía se escondían en el cortijo "Pollo", situado en las cercanías de Cajiz, pueblo perteneciente al término municipal de Velez Málaga. Según señala Martín Rico: "Estando allí vino “Clemente”. A los dos días o tres vino con las conclusiones de que nos marchábamos para África, en una lancha y por Algeciras, que ya el asunto se había cerrado. Quedamos en eso. Y vino un fotógrafo que debería ser de izquierdas o por lo menos se las daba de ser de izquierdas y nos fotografió y nos dio después la documentación, y todo ya era falso, todo estaba amañado por la policía (…). Esto fue en Almayate (Vélez-Málaga). Cuando salimos nos pusimos la mejor ropa que teníamos". La casa donde se escondían pertenecía a un humilde campesino llamado Antonio Martín Tovar. Antes de marcharse introdujeron el armamento en un cajón de madera y la documentación referente a la contabilidad de la guerrilla en otra de latón, enterrando todo ello en el suelo de la casa, entregando a Martín Tovar medio billete como contraseña por si alguien pasaba a recoger las armas. En Málaga se alojaron en casa de Dómenech, un antiguo enlace que también colaboraba con la Guardia Civil. A los tres o cuatro días un camión pasó a recogerles. Los "albañiles" que iban en él eran guardias disfrazados, los cuales, al poco de subir los guerrilleros se abalanzaron sobre ellos mientras el camión los conducía directamente al cuartel malagueño de Segalerva. En total cayeron en la trampa diez guerrilleros. Según la Guardia Civil, “Roberto” colaboró también, al igual que “Paquillo”, en los intentos realizados de enlazar con los restos del 7º Batallón de la Agrupación Granada, dirigidos por Manuel Pérez Rubiño “Pablo”. Tal objetivo no se consiguió "por causas ajenas a la voluntad de los interesados". Durante el interrogatorio “Roberto” señaló asimismo a Ricardo Beneyto Sapena, detenido desde 1947, como jefe de todas las guerrillas de Andalucía. Hasta entonces las diferentes investigaciones no habían conseguido demostrar el papel dirigente de Ricardo Beneyto, aunque se sospechaba. Las declaraciones de “Roberto” (causa 939/51) condujeron a la apertura de un nuevo juicio a Beneyto en el que fue condenado a muerte. Lo fusilaron el 15 de noviembre de 1956. A pesar de su "colaboración", a “Roberto” no le perdonaron la vida. Fue juzgado en diciembre de 1952 y se le acusó de las muertes habidas en la zona durante su mandato: "59 asesinatos de personas identificadas; 20 asesinatos de bandoleros de su propia partida; 28 soldados muertos y tres soldados muertos en encuentros o atentados; un número difícil de precisar de atracos y secuestros, habiendo obtenido por el rescate de los secuestrados cerca de cinco millones de pesetas". Lo fusilaron en el cementerio de Granada el 22 de enero de 1953, tras "permanecer en capilla un tiempo no inferior a 12 horas, a fin de que la asistencia del Sacerdote al condenado resulte lo más eficaz posible y con ello se obtenga el fruto espiritual deseado al reo en último extremo".
MUÑOZ MÁRQUEZ, José. Comunista, fusilado el 9 de septiembre de 1939 en las tapias del cementerio madrileño del Este, junto a veintiséis personas más relacionadas con la organización clandestina del PCE y de las Juventudes Socialistas Unificadas (JSU) en Madrid.
MUÑOZ MUÑOZ, Hilario. Militante del Partido Comunista de España sobre el que existe un informe en el Archivo Histórico del PCE.
MUÑOZ NÚÑEZ, Antonio. Comunista, integrante de la organización clandestina del PCE en Madrid en los primeros años de la posguerra.
MUÑOZ OLIVARES, Manuel “Alicate”. Comunista, vecino de Andujar (Jaén). Fue procesado en la causa 687/45, instruida tras la caida del Comité Provincial del PCE en Andujar en el verano de 1945 siendo condenado a 6 meses y 1 día.
MUÑOZ PEINADO, Juan. Comunista, integrante de la organización clandestina del PCE en Madrid en los primeros años de la posguerra.
MUÑOZ RAFAEL, Santiago “Zorrito”. Vecino de Llerena (Badajoz). Jornalero. Fue uno de los quince militantes de las Juventudes Socialistas Unificadas (JSU) que el 5 de agosto de 1936 se atrincheraron en la torre de la iglesia de Nuestra Señora de la Granada, enfrentándose a las tropas sublevadas procedentes de Sevilla. Al atardecer, cuando se les agotaron las últimas municiones y bombas de las que disponían, construidas con dinamita y latas de conserva, se arrojaron desde las ventanas a la calle dando gritos de ¡Viva la República!.
MUÑOZ ROYO, Anselmo. Comunista, integrante de la organización clandestina del PCE en Madrid en los primeros años de la posguerra.
MUÑOZ RUIZ, Carlos. Comunista, miembro de la organización comunista dirigida por Jesús Carreras. Fue detenido a comienzos de 1943, siendo condenado a quince años de cárcel en el juicio celebrado el 19 de septiembre de 1944 en Alcalá de Henares (Madrid): Proceso 121.548, instruido contra Jesús Carreras y treinta y siete más.
MUÑOZ RUIZ, Miguel. Miembro de la organización comunista dirigida por Jesús Carreras. Fue detenido a comienzos de 1943, siendo condenado a quince años de cárcel en el juicio celebrado el 19 de septiembre de 1944 en Alcalá de Henares: Proceso 121.548, instruido contra Jesús Carreras y treinta y siete más.
MUÑOZ SERRANO, Ángel. Comunista, integrante de la organización clandestina del PCE en Madrid en los primeros años de la posguerra.
MUÑOZ SUAY, Ricardo. Comunista, nació en Valencia el 18 de agosto de 1917. Dirigente de la JSU antes de la guerra. Secretario General de la Unión Federal de Estudiantes Hispanos (U.F.E.H.). Detenido al final de la guerra en el puerto de Alicante, estuvo internado en el campo de concentración de Albatera (Alicante). En 1946, fue detenido y encarcelado durante dos años y medio. Director de cine, productor y guionista. En los años cincuenta, Muñoz Suay inició una infatigable labor como ayudante de dirección, escritor cinematográfico, productor y relaciones públicas de UNINCI, una productora legalmente constituida que en realidad estaba “gestionada” por la cúpula del Partido Comunista de España. En 1962 abandonó el PCE. Fue miembro de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas, así como de numerosos jurados internacionales en festivales como los de Venecia, Bérgamo, San Sebastián y Valencia. También colaboró en medios especializados en cine como Cuadernos del Norte, Cahiers de la Cinematheque, Cahiers du Cinéma, Fotogramas y Destino.
MUÑOZ TÁRRAGA, José. Comunista, integrante de la organización clandestina del PCE en Madrid en los primeros años de la posguerra. FERNÁNDEZ, Carlos, 2002, 403
MUÑOZ TARRAGA, Julián. Secretario de organización del Sector de Chamartín de la Rosa (Madrid) de las Juventudes Socialistas Unificadas (JSU) con José Pena en la primavera de 1939. Fusilado el 17 de mayo de 1939, junto con Gregorio Muñoz García.
MUÑOZ UTRERA, Simón “Churro” o “Zapatero de Talarrubias”. Comunista, nació en Talarrubias (Badajoz); vecino de Talarrubias. Zapatero. A mediados de 1945 aparece formando parte de la guerrilla dirigida por Francisco Benítez “Benítez”, en Badajoz. Según Francisco Moreno (2006, 61), formó parte de la 22ª División de la Agrupación Guerrillera de Ciudad Real, aunque otros autores la sitúan como una partida independiente, en relación con las guerrillas dirigidas por Joaquín Ventas “Chaquetalarga” y Jesús Gómez “Quincoces”, en Cáceres, y Vicente Rubio “Pedro el Cruel”, en Ciudad Real. El 23 de abril de 1946 cuando se encontraba en el cerro Aguileros, término de Talarrubias, junto a otros guerrilleros, fueron sorprendidos por la guardia civil. Parapetados en el tronco de un olivo, los guerrilleros intentaron la defensa. “Litri” resultó muerto, “Churro” herido, y Manuel Mora, detenido. Fue fusilado en Madrid el 13 de agosto de 1948.
MUÑOZ VELA, Julián. Comunista de Quero (Toledo). El 10 de noviembre de 1939 se fugó, junto a doce más, de la prisión de Quintanar de la Orden, tras perforar un tabique. Salieron en diferentes direcciones, siendo la mayoría capturados. Julián Muñoz, junto a José Manzanero, consiguieron escapar, ocultándose en una torca del río Zigüela. Al segundo día fueron descubiertos por varios falangistas. Viéndose perdidos se lanzaron contra los falangistas que no esperaban aquella reacción. Huyeron y dejaron abandonados los caballos. Julián Muñoz y José Manzanero cogieron dos de los animales y se lanzaron al galope para alcanzar los montes de Toledo. A los pocos días se les unió José “Arricusqui”, encontrándose al poco tiempo con los cuatro de Menasalbas: Benigno Escobar “Trascanta”, Domingo Mariblanca “Mariblanca”, Saturnino Gómez “Margallo” y Modesto Sánchez “Sargento”. También se les unirían Eugenio Sánchez “Rubio de Navahermosa”, Valentín Gil “Chato de la Puebla” y Francisco Rebollo. El 25 de marzo, seis de ellos, entre los que se encontraba Julián Muñoz, partieron de Toledo en dirección a Francia. El 29 de abril de 1940 fueron cercados por la guardia civil en Santa María del Espino, Soria, muriendo en el tiroteo Rebollo. “Arricusqui” fue detenido, logrando escapar a pesar de encontrarse esposado. A Julián Muñoz lo perdieron de vista, no conociéndose su final. El resto decidió regresar a los montes de Toledo
MUÑOZ, Leandro. Comunista, integrante de la organización clandestina del PCE en Madrid en los años 40.
MUÑOZ, Máximo “Gallego”. Comunista. Fue designado por el comité departamental para dirigir, junto a otros camaradas, las guerrillas en los Pyrénées-Orientales (Francia). La labor desarrollada dio como resultado la creación de varios grupos de guerrilleros en las comarcas de Ceret, Saint Lorent de Cerdans y la Bastide. Jefe de Estado Mayor de la 1ª Brigada (Pyrénées-Orientales) del XIV Cuerpo de Guerrilleros Españoles, al mando de Cámara. El puesto de mando de la Brigada se situó en un alto del valle del Llech, con base d einstrucción en las Minas de Pinouce, dirigido por Emile Sabatier “Dedé”, comandante de las Brigadas Internacionales.
MUÑOZ, Victoriano “Bulele”. Comunista de Socuéllamos (Ciudad Real). Fue encargado por “Pepe”, jefe de la Agrupación Guerrillera de Albacete-La Mancha de hacer la organización clandestina en Socuéllamos.
MURAS CAMAS, José. Comunista, integrante de la organización clandestina del PCE en Madrid en los primeros años de la posguerra.
MURIANA FERNÁNDEZ, Francisco. Comunista. Su nombre aparece en una relación de camaradas “enviados desde Francia” a España conservada en el Archivo Histórico del PCE.
MURIEL LÓPEZ, Francisco “Maturranga”. Comunista, vecino de Alcaudete (Jaén). Miembro del comité local del PCE. Tras el enfrentamiento habido el 28 de julio de 1946 en el cortijo Las Torres, término de Martos (Jaén), donde se reunía la guerrilla de Tomás Villén “Cencerro” con sus enlaces, la Guardia Civil inició una redada de comunistas y de las JSU en diversas localidades de la provincia. Para evitar ser apresado, “Maturranga” se marchó a la sierra, uniéndose a la Agrupación Guerrillera de Jaén, dirigida por Tomás Villén “Cencerro”. En la Nochebuena de 1946, hallándose en la casa de Justo Garrido “Polvoreo”, un enlace de Alcaudete, junto a otros guerrilleros, decidieron ir varios de ellos a la misa del Gallo. Enfurecido, el teniente coronel Marzal ordenó realizar una redada en el pueblo, huyendo a la sierra varios comunistas de Alcaudete para no ser detenidos. La represión se extendió también a Fuente Tójar, donde se habían refugiado varios guerrilleros. En total, las fuerzas represivas mataron a 15 personas entre el 25 y el 31 de diciembre. El 27 de diciembre fue cercado “Maturranga” cuando se encontraba en compañía de otro guerrillero en una casa de Fuente Tójar (Córdoba). En el tiroteo murieron los dos guerrilleros, así como los tres vecinos de la vivienda y una mujer que pasaba por la calle. Por parte de las fuerzas represivas murieron dos guardias de Baena (Córdoba).
MURILLAS DEL PUEYO, Rufina. Comunista, nacida en 1897; vecina de Madrid. Esposa de Juan Casín. En medio de un gran despliegue policial fue detenida, junto a su marido, el 20 de marzo de 1945, tras descubrir la policía una imprenta clandestina escondida en el pozo de su casa. El 25 de abril de 1945 tiene lugar la vista, presidida por el tristemente célebre Enrique Eymar, "contra Vitini y diez más" -causa 129.185-, y se conoce la sentencia: Rufina Murilla fue absuelta, siete fueron condenados a muerte y tres a 12 años de cárcel. El día que fusilaron a su marido la pusieron en libertad.
MURILLO MURILLO, José “Ríos”, “Comandante Ríos” o “Timochenko”. Comunista, nació en El Viso de los Pedroches (Córdoba) el 9 de abril de 1924; vecino de El Viso. Su familia vivía de las labores del campo y la ganadería. En julio de 1941, un familiar falangista avisó a su padre para que se escapara si quería salvar la vida, y que se llevara a su hijo mayor para que no tomaran represalias con él. Su madre fue encarcelada durante cinco años con una niña de dos meses en represalia. Se unió a la guerrilla dirigida por Francisco Corchado “Lazarete”, en Córdoba. Según palabras del propio Murillo: "Al principio fue muy duro acostumbrarnos a aquella vida. Dedicábamos la mayor parte del tiempo a tratar de sobrevivir; obteniendo comida y esquivando las batidas de la Guardia Civil. Teníamos que cambiar nuestros campamentos constantemente para evitar ser descubiertos. Nos movíamos por la zona que delimita Córdoba y Badajoz. Pasábamos el invierno en grandes chozas, reunidos con otros grupos con los que teníamos cierta confianza. Nunca decíamos nuestro verdadero nombre, ni de dónde veníamos, para proteger a nuestra familia". El 14 de noviembre de 1944 asistió a la asamblea fundacional de la Agrupación Guerrillera de Toledo en la sierra del Puerto de San Vicente, entre las provincias de Toledo y Cáceres. El 2 de septiembre de 1945 participó, al mando de Dionisio Tellado “Mario de Rosa”, en el secuestro del hijo de Enrique Salinas, presidente de la Diputación cordobesa, en la finca La Aljarilla. Asediados durante más de un mes por el Ejército y la Guardia Civil, finalmente un familiar, comandante de Artillería, les entregó el rescate: 75.000 pesetas, utilizadas para poner en marcha la Agrupación Guerrillera de Córdoba, al mando de “Mario de la Rosa”. Jefe de una de las guerrillas de la 31ª División. Comenzaron a llamarle “Ríos” por lo bien que cruzaba de orilla a orilla en las noches de marcha. Durante más de dos años encontró refugio en el caserío El Acebuche, término de la Granja de Torrehermosa (Badajoz), una finca cuyos encargados eran sobrinos del arzobispo de Pamplona. Según el propio “Ríos” (DOMINGO, Alfonso, 2002, 212), colaboró con ellos Manuel Naranjo, “el mayor terrateniente de la Granja de Torrehermosa”, quien les proporcionó todo tipo de cosas, ¡hasta cajas de municiones!, obtenidas de amigos que tenía en la Guardia Civil. En 1947 fue nombrado jefe de batallón, trasladándose a Guadalcanal (Sevilla). Dejó su grupo a cargo del “Cojo de la Porrada” y se fue en busca de su nuevo territorio. Una noche bajó con otros guerrilleros a un caserío en busca de pan. En la casa se encontraba una patrulla de la Guardia Civil, la cual hizo fuego contra Murillo, recibiendo éste cinco tiros en el hombro. Al verle caer abatido sus compañeros pensaron que había muerto. Arrastrándose logró llegar cerca de una cabaña de pastores que le recogieron y curaron. Murillo cambió de identidad y se hizo pasar por pastor durante casi dos años, mientras se recuperaba de sus heridas. Delatado por un antiguo guerrillero, fue detenido el 31 de octubre de 1949 en Guadalcanal (Sevilla), donde se había instalado con el falso nombre de Manuel Sánchez Plaza. Durante varios días fue interrogado. Después, lo trasladaron a Alanís (Sevilla), siendo interrogado ante nuevos jefes, entre ellos el comandante Machado. Fue juzgado en Sevilla. No se le probó ningún hecho de sangre y la defensa enfocó su actuación en que Murillo se fue a la sierra siendo menor de edad, por indicación de su padre. Un tribunal de guerra le condenó a pena de muerte, pasando dos años y medio en la cárcel de Sevilla, en la celda de los condenados a muerte. La intervención de un amigo d ela infancia que era religioso, Fray Dionisio del Viso, le libró de la muerte pero no de una larga condena. En 1952 le reabrieron proceso en la I Región, Madrid, por su actuación en Badajoz. Lo condujeron a las prisiones de Carabanchel (Madrid) y de Ocaña (Toledo), teniendo que vérselas con el coronel Enrique Eymar. Fue condenado a 30 años, de los que cumplió 14, entre otras, en la cárcel de Burgos, recobrando la libertad el 20 de abril de 1963. En 1964 se casó con la hermana de un compañero de celda, Sixto Agudo, un dirigente del PCE enviado desde Francia en 1943 para potenciar la lucha guerrillera.
MURILLO, Juan. Comunista de Madrid, Según García Bueno, fue "fusilado por los franquistas a causa de los elementos anticomunistas que trabajaban en las oficinas de Yeserías, ya que en un momento de aquellos raros en que se concedían libertades condicionales en 1940, su nombre fue borrado de una lista por estos elementos".
MURILLO-BORREGAS CALDERÓN, Antonio “Sastre Rojo”. Comunista, natural de Castuera (Badajoz). Dirigente del PCE en la localidad. Cambió el nombre de la tienda de confección que tenía en la plaza de Castuera, La velocidad Estremeña, por el de La sastrería roja. Detenido por los franquistas, su último destino conocido fue el Campo de Concentración de Castuera.
MURIÑO PUÑAL, José María. Comunista, integrante de la organización clandestina del PCE en Madrid en los primeros años de la posguerra.
MUSY ANDRÉS, Jacinto. Comunista, miembro de la dirección del PCE en Santander. Fue detenido llevando propaganda del PCE. Según García Bueno: "A consecuencia de las torturas murió en la Comisaría, pero sin decir ni una palabra sobre la organización del P."
MUZAS CAMAS, Vicente. Comunista aragonés. Refugiado en Francia, fue internado en el Campo de Vernet. A comienzos de julio de 1944 fue embarcado en el conocido como "tren fantasma" con destino al campo de Dachau. Logró escapar del convoy en la estación de Sorges, junto a otros prisioneros, entre los que se encontraba Félix Burguete, aprovechando un momento de revuelo. Enviado por la dirección del PCE a España, fue detenido, pasando largos años de prisión.
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario