sábado, 6 de junio de 2015

Memorial PCE [IS]

 
PCE
[IS]
 
ISASA OLAIZOLA, José “Fermín”. Comunista, natural de San Sebastián (Gipuzkoa). Obrero de Cementos Rezola, fue uno de los organizadores de las milicias antifascistas en Donostia. El 18 de julio de 1936 se enroló en el ejército republicano, donde dirigió un batallón de la 114ª Brigada. Tras la caída del frente de Cataluña pasó a Francia, donde permaneció hasta la invasión alemana. Gracias al S.E.R.E., el 1 de mayo de 1940 embarcó en El Havre hacia la República Dominicana con compañeros como Jesús Larrañaga, Luciano Sádaba y Jesús Gago. En Argentina fue captado por José Pons en sus conferencias sobre Unión Nacional y formaron un grupo para venir a España. El 14 de noviembre de 1943 desembarcó en Lisboa, alcanzando Madrid el día veinte tras cruzar la frontera por Orense. Según nota de Santiago Carrillo, empezó trabajando con Gómez Galloso como secretario de organización de Madrid, pasando más tarde a trabajar con Ramón Guerreiro “Julio”, también en organización. A mediados de 1944 fue nombrado por Jesús Monzón jefe militar del Ejército Nacional Guerrillero, de la Junta Suprema de Unión Nacional, aunque en la práctica el poder de “Fermín” se reducía al Ejército Guerrillero del Centro. Una de sus primeras tareas fue la puesta en marcha de la Agrupación Guerrillera de Extremadura en el otoño de 1944, tarea para la que contaría con el apoyo y la experiencia de Jesús Bayón y Ramón Guerreiro, fugados del cárcel de Carabanchel el 14 de marzo de 1944. Según Benito Díaz (2001, 124), la idea inicial de “Fermín” y de la dirección del PCE consistía básicamente en enlazar con las partidas existentes en las sierras de la zona centro, para dotarlas de organización y disciplina militar y lograr de esta forma crear un amplio frente guerrillero desde el río Tajo hasta el Guadalquivir. Con la mayoría de las partidas de huidos existentes en Toledo, Ciudad Real y Cáceres se quería formar una agrupación guerrillera, que sirviese de modelo para el resto de las futuras agrupaciones que se creasen. Para los dirigentes comunistas, las provincias de Toledo y Ciudad Real gozaban de gran importancia estratégica, por su proximidad a Madrid, pues si la guerrilla lograba cuajar en ellas se podía dar la sensación de tener cercada la capital de España. El primer contacto, promovido por “Fermín”, tuvo lugar entre Jesús Gómez “Quincoces” y José Díaz “Francés” en mayo de 1944, en el molino del Santo, término de Fresnedoso de Ibor (Cáceres), estableciéndose una estafeta de comunicación entre los guerrilleros de Cáceres y Toledo con la dirección de Madrid en Talavera de la Reina (Toledo). Tras contactar con algunos de los grupos de huidos, “Carlos” envió un informe a “Fermín”, en el que le hacía saber las dificultades de la misión encomendada, dada la desorganización en que se encontraban las diferentes partidas. “Fermín” le contestó el 10 de octubre de 1944, con una carta en la que firmaba como Comité Regional del Centro. Comisión Política Militar, en la que decía que ante todo debía buscar la unificación de todas las fuerzas guerrilleras de la zona y le pedía que se organizasen militarmente. En el otoño de 1944, “Carlos” convocó una asamblea de líderes guerrilleros en la sierra de Gredos, cerca de Mijares (Ávila), a la que asistieron “Fermín”, “Julián”, “Carlos” y “Mario de la Rosa”. El objetivo de la asamblea era la delimitación de las zonas de actuación de cada grupo guerrillero, así como su organización política y militar. Inicialmente se pensó en la constitución de dos agrupaciones: Extremadura Norte, que comprendería las provincias de Cáceres y Toledo, con José Díaz “Francés” y Jesús Gómez “Quincoces”, y Extremadura Sur, que abarcaría las provincias de Badajoz, Ciudad Real y el norte de Córdoba, con “Chaquetalarga”, “Comandante Honorio” y “Manco de Agudo”. También se analizó la posibilidad de crear un pasillo que uniese la franja central de la Península con la frontera portuguesa, pues en Lisboa la embajada yugoslava servía de apoyo logístico a la guerrilla. Pronto esta vía de abastecimiento fue cortada por la policía salazarista. En la reunión se aprobaron dos importantes documentos Condiciones que debe reunir todo buen guerrillero y Código de disciplina del guerrillero. En octubre de 1944 envió a Jesús Bayón “Carlos” como jefe de la Agrupación y a Dionisio Tellado “Mario de Rosa” como jefe del Estado Mayor, constituyéndose finalmente la Agrupación Guerrillera de Extremadura, la primera del Ejército Guerrillero del Centro, el 5 de noviembre de 1944. La formaban tres divisiones, la 12ª al mando de “Francés”, la 13ª de “Chaquetalarga” y la 14ª de “Quincoces”. Poco después se formaría la 11ª División o Agrupación de Gredos, al mando de “Colinas”. Según señala Benito Díaz (2004b, 85), cada una de las divisiones que componían la Agrupación Guerrillera de Extremadura debían entregar 30.000 pesetas al mes a “Fermín”, como jefe del Ejército Guerrillero del Centro, para sufragar los gastos que ocasionaba en la retaguardia mantener la guerrilla. A cambio de este dinero, “Fermín” y “Paco el Catalán”, su jefe de Estado Mayor, llevaron a los guerrilleros varias armas automáticas, algunos fusiles y pistolas, municiones y propaganda política. El 14 de noviembre de 1944 tiene lugar en una asamblea celebrada al sur de Puerto de San Vicente, cerca de Alía (Cáceres), la constitución de la Agrupación de Toledo, siendo elegido jefe José Manzanero, con Honorio Molina “Comandante Honorio” como jefe del Estado Mayor. También por estas fechas envió a Ciudad Real a Ramón Guerreiro “Julio”, que se llevó a su hermano Manuel “Antonio” como delegado político. “Julio” se esforzó por explicar la política de Unión Nacional, dando por constituida la Agrupación Guerrillera de Ciudad Real a finales de 1944/comienzos de 1945. En cuanto a la Agrupación de Albacete, fue otro empeño de “Fermín”, llevado a cabo a través de Pedro Rodríguez “Fedor” o “Carlos”. Enseguida destacó como líder autóctono Alfonso Ortiz “Vicente” que estableció contacto con Madrid y empezó a dar forma a la Agrupación a lo largo de 1945, con “Tarzán” como jefe político. Sin embargo, su verdadera acta fundacional no ocurre hasta el 25 de septiembre de 1945, cuando acude a Albacete “Carlos”. A finales de 1945 se convocó una gran asamblea en el monte Córdoba, término de Villarrobledo (Albacete), diseñándose en ella el organigrama de la Agrupación, ratificándose a “Vicente” como jefe de la misma. Según un documento existente en el Archivo Histórico del PCE, en marzo de 1945 fue enviado al monte con los guerrilleros. La causa de tal medida fue el que vivía en Cuatro Caminos, barrio de Madrid, en la época que la Agrupación Guerrillera de Madrid asaltó a la subdelegación de Falange en la calle Ávila en la que murieron dos falangistas. La policía ejercía una gran vigilancia todas las noches, pidiendo la documentación y cacheando indiscriminadamente. Isasa mostró su preocupación, pues por su trabajo llegaba tarde a casa, y con papeles, y solicitó se le buscara otra casa. Según señala Agustín Zoroa “Darío”, en nota a la dirección del PCE: "En opinión de Julio, esto podía ser una crisis de miedo, y lo pasó a guerrilleros, siendo incorporado a la Agrupación de Ciudad Real. Sus primeros informes eran buenos, y así lo expresé al Buró Político. Pero los viajes de Fedor y otros elementos de información mostraron que estos informes eran exagerados, y no correspondían a la realidad. En la Agrupación había muy mal ambiente contra él, en parte debido a la labor de zapa de Guerreiro, y en parte apoyándose en sus errores, tales como el intento de que los oficiales guerrilleros comieran aparte de los guerrilleros, el intento de que estos le llevaran el macuto, y su no intervención en acciones, que por otra parte apenas si se realizaban. Como además se encuentra enfermo del pecho, se le sacó y vino a Madrid con vistas a mandarle a visitar Galicia". Según Francisco Moreno, a comienzos de abril de 1945, recibió del PCE la orden de visitar las diferentes agrupaciones. Acompañado de “Paco el Catalán” salió de Madrid el 3 de abril con destino a Talavera de la Reina, protegidos por Manuel “Maquinista”. En la noche del 4-5 de abril llegaron a la sierra de Altamira, donde les esperaban Jesús Bayón “Carlos”, “Mario de Rosa”, Manuel Tabernero “Lyon”, “Quincoces” y Joaquín Ventas “Chaquetalarga”. Estuvieron juntos 20 días, durante los cuales se explicó la política de Unión Nacional y una serie de consejos tácticos. A continuación emprendieron viaje hacia la sierra de Gredos, en busca de la 11ª División o Agrupación de Gredos, al mando de Fernando Gómez “Petroski”. Sólo encontraron a la guerrilla de Gerardo Donato “Tito”, encargándoles ser portavoz de las explicaciones recibidas. Volvieron a la sierra de Altamira y pusieron rumbo a Ciudad Real, acompañados de “Carlos”, “Mario de Rosa”, “Quincoces” y Honorio Delgado “René”. A primeros de mayo llegaron al lugar señalado, el monte de Las Jaras, donde encontraron a Ramón Guerreiro “Julio” y su Estado Mayor. Estuvieron varios días reunidos, explicando la política de Unión Nacional, al cabo de los cuales “Carlos” y “Quincoces” regresaron a Cáceres, y todos los demás hacia la zona de Almadén, donde se reúnen con varios grupos contrarios a la política de Unión Nacional. A finales de junio o comienzos de julio se celebra una asamblea en Almadenejos (Ciudad Real). En ella fue desautorizado “Fermín” y destituido “Julio”, siendo nombrado jefe de la Agrupación Eusebio Liborio “Lavija”, sustituido poco después por Norberto Castillejo “Veneno”. Antes de abandonar Ciudad Real, “Fermín” tomó la decisión de crear la Agrupación Guerrillera de Córdoba, nombrando jefe de la misma a “Mario de Rosa”, incorporándose éste a su nuevo destino el 6 de septiembre de 1945. A primeros de agosto de 1945, la comitiva de “Fermín” llegó a los montes de Los Yébenes, donde debía estar José Manzanero, el jefe de la Agrupación de Toledo, pero no le encontraron. Apenas le buscaron, dirigiéndose a los montes de Talarrubias (Badajoz), donde había convocada una asamblea para el día 20 de agosto. Encontrándose en ella apareció un emisario de “Mariano”, del PCE de Madrid, reclamando urgentemente la presencia de “Fermín” en la capital. Tras reunirse, a finales de agosto, con “Mariano”, fue relevado de su cargo, por los resultados del congreso de Almadenejos y porque el propio “Fermín” pidió unos meses de descanso, por hallarse agotado y enfermo. Fue sustituido por Agustín Zoroa. Tras un periodo de convalecencia pasó a trabajar en el aparato político del PCE madrileño. En (marzo) mayo de 1946 recibió el encargo de mandar el Ejército Guerrillero del Centro, introduciendo algunos cambios en su organigrama. Así la División dirigida por “Quincoces” pasó a denominarse 3ª Agrupación, cuyo radio de acción se fijaba en los Montes de Toledo. En el verano de 1946, a raíz de una mal entendida intervención de “Carlos” en la sierra de Gredos, acogiendo una guerrilla que se hallaba bajo el mando de “Lyón”, las relaciones entre “Fermín” y “Carlos” entraron en crisis, siendo sustituido este último al frente de la Agrupación Guerrillera de Extremadura por Julio Navas “Fabián”. En julio de 1946 se trasladó al campamento de Adolfo Lucas Reguilón “Severo Eubel de la Paz”, jefe de la “Zona M”, la cual venía actuando de forma autónoma, fracasando en el intento de imponer su disciplina. En la madrugada del 13 al 14 de septiembre de 1946, fue detenido en su casa de Madrid, como consecuencia de la información facilitada por José Antonio Llerandi “Julián”, capturado pocas horas antes en la Huerta Machuca, término de Talavera de la Reina, donde murieron Jesús Bayón “Carlos” y Manuel Tabernero “Lyon”. Fue encausado en el mismo procedimiento que los detenidos en Talavera, más otros que lo fueron en Madrid (Causa núm. 138.157, contra José Isasa Olaizona y José A. Llerandi Segura, A. del TMT. 1º, Madrid). Según señala Francisco Moreno, cayeron en las garras del coronel Enrique Eymar, "Caballero Mutilado de Guerra por la Patria", al frente del Juzgado Militar Especial de Espionaje y Comunismo. El consejo de guerra tuvo lugar el 21 de diciembre de 1946 en el Regimiento de Infantería León nº 38, de Madrid. Se pedía pena de muerte para “Fermín”, “Julián” y Manuel “Maquinista”, siendo los dos primeros condenados a la última pena. “Maquinista” lo fue a 20 años y los demás, a 8 años o menos. El 4 de enero de 1947, el capitán general de la 1ª Región hizo firme la sentencia. El 13 de enero, “Fermín” y “Julián” recibieron en la cárcel de Carabanchel la confirmación y entraron en capilla, siendo fusilados a las 5.00 del día 14 de enero en el campo de tiro de Campamento y enterrados en el Cementerio Sur, Carabanchel Alto, Madrid. En la actualidad sus restos se encuentran en el osario de este cementerio. Estando en la cárcel envió la siguiente carta a su esposa para ser presentada a los consulados aliados: "Sr. D. JOSÉ ISASA OLAIZOLA, de 35 años de edad, casado, natural de San Sebastián, de oficio jornalero, sin antecedentes penales.- El 18 de Julio de 1936, al estallar el movimiento se enroló en el ejército republicano donde permaneció hasta su terminación, pasándose por Cataluña a Francia, donde estuvo hasta la ocupación alemana, no interviniendo en ninguna actividad política y trasladándose a América donde permaneció hasta su regreso a España pasando por la frontera de Portugal. Ya en Madrid enlazó con el movimiento clandestino de Unión Nacional, a cuyas órdenes funcionaba, siéndole encomendada la función de propagar la región centro de España, en sentido político de la Unión Nacional y entre otras misiones la de hacer llegar la voz de unión nacional a los guerrilleros de la Sierra, que al parecer tienen otro sentido político, al objeto de agruparlos y disciplinarlos políticamente, para un bien común, pues en dicha Unión Nacional se hayan agrupados en todos los partidos políticos de todos los matices disposiciones oficiales, desde el monárquico, de toda clase de derechas, al católico vasco, republicanos de todas clases, socialistas, comunistas, etc.- Excepción de la Falange todos los partidos políticos de España.- En esta labor es detenido en su casa en la que no se le encuentra arma alguna y sin poner la menor resistencia, conducido a la comisaría. Juzgado ante un tribunal militar y en juicio sumarísimo, el fiscal, después de según su opinión y presentar un voluminoso folio con actos vandálicos y crímenes cometidos en la provincia de Ávila, y que dice son los guerrilleros de la Sierra, que obran por su cuenta y riesgo. Y que este JOSÉ ISASA trata de unirlos y disciplinarlos en el programa político de Unión Nacional, con el fin precisamente de evitar toda clase de desmanes y atropellos. El único hecho consumado que se le prueba es propagar una política ajena al régimen actual por considerarle este fracasado y preparar las masas para que no vuelvan a ocurrir los desmanes que pasaron en el transcurso del 18-7-36 al 1-4-39. sino que sea una autoridad la que se haga cargo de todos los resortes con que cuenta el país y después de un plazo prudencial hacer unas elecciones libres y que sea el pueblo el que ponga su forma de Gobierno y régimen. ¿Habrá algún Gobierno en el mundo en el que no tenga oposición? NO CREO. ¿Hay país alguno en que no se pueda expresar su sentimiento?. Y si consideramos delito el propagar una política ajena al Gobierno no creo que será la pena de muerte el castigo adecuado, habrá algún otro que sea un poco más suave".
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario